========================
== Blacaman, el malo. ==
========================

¡Volverán! A nuestro pesar.

La política es el arte de la eficacia, es el arte de mover y de aglutinar gente. Y si no se es eficaz, si no se mueve ni se aglutina gente, no se está haciendo política sino otra cosa. Se está resolviendo mas bien un problema personal, no el problema central que es el de las masas…

Jaime Bateman Cayón1

Comenzó desde ya la acostumbrada parranda electoral a punta de comités revocatorios y comités de aplausos que tienen en común y como único propósito apuntalar proyectos politiqueros en lugar de responder a las necesidades urgentes de la ciudadanía.

En el caso particular de Cúcuta, es claro que el Comité Revocatorio está liderado por adláteres de Ramiro Suarez y el Comité de Aplausos está liderado por ex-partícipes del actual gobierno municipal y contratistas del mismo, personalmente creo que la revocatoria es un embeleco costoso y que no llegará a darse, más por razones de regulación electoral que por respaldo popular a la administración de Jairo Yañez, aunque me llama poderosamente la atención el mantra que usa el Comité de Aplausos: #NoVolverán

Y es que a estas horas está muy claro que el retorno del Ramirismo es impajaritable, bien sea tras la improbable revocatoria o tras las próximas elecciones locales, el outsider verde pero de la entraña del Centro Democrático ha resultado un auténtico fiasco para los cucuteños, su desconexión con la realidad ha sido evidente, entre impericia política, estar pésimamente rodeado y predicar sin aplicar, la esperanza de cambio que tenían los cucuteños marchitó el girasol que también manoseó Donamaris Ramirez.

Puede ser que el Comité de Aplausos insista en tratar de convencer a los cucuteños de que la gestión municipal ha sido extraordinaria pero la realidad es que desde el pedestal de superioridad moral e intelectual en que se encaramaron los secretarios municipales no alcanzan a ver que los problemas de los ciudadanos no soportan justificaciones técnicas, procesos de largo plazo o milongas para engrupir a la socialbacanería.

Ese cucuteño que dice al busetero que lo lleve por una luquita allí nomas a tres cuadras, que come dos veces al día, “emprendedor de a pie” y perseguido por la Policía para que no afee la vista del Parque Santander desde el Palacio Municipal sabe sin necesidad de que se lo expliquen, que su situación no da espera, que mientras lo forzaron a encerrarse nunca hubo respuestas a sus preocupaciones, que para la poca asistencia alimentaria que otorgó la administración municipal descartaron a los comunales y se apoyaron exclusivamente en sus voluntarios, que en el tema de servicios públicos jamás hubo la menor iniciativa por aliviar la carga de las cuentas y el mensaje más comprometido que recibieron fue el de ponerse al día con los impuestos municipales para evitarse cobros judiciales y embargos.

Ese mismo cucuteño es plenamente conciente de que el Ramirismo se apoyó en el crimen pero como Epulón, dejaba caer algunas migajas que aliviaban sus necesidades, que los estafaron con esas pavimentaciones “Comunidad-Gobierno” pero al menos dejaron de pisar barro y mierda en cada lluvia, que nunca les hablaron de empoderamiento femenino pero ocasionalmente empleaban -aún de forma irregular- a cientos de mujeres que podían mas allá de retóricas académicas, llevar un mendrugo de pan a sus mesas y que siendo Ramiro Suarez un corrupto, criminal y cuasi analfabeta, actuó con la determinación que se espera de un líder, a diferencia del mutismo que ha mostrado Jairo Yáñez ante el abandono central.

El fracaso de Yañez no se medirá en la revocatoria, el fracaso de Yañez ya se materializó en su incoherencia2, su desconexión de la realidad ante el desbordamiento de la inseguridad3, su utilitarismo a los intereses económicos de un puñado de familias bien de Cúcuta y permitir que algunos de sus colaboradores utilizaran la administración como trampolín electoral.

Claramente la administración Yañez no utiliza los “métodos persuasivos” del Ramirismo y eso es de agradecer pero sin duda se la puso fácil al combo del Burro, volverán, aunque nos pese, porque contrario a la cita inicial de este escrito, en la administración Yañez no hicieron política, no fueron eficaces, no movieron ni aglutinaron a la gente y más bien se dedicaron a resolver sus problemas personales; darle lustre a su ego de intelectuales peso mosca o preparar campañas a la Cámara de Representantes.


  1. Lara, Patricia(1982) Siembra vientos y recogeras tempestades Editorial Punto de partida. ↩︎

  2. Fiscalía imputó a exsecretaria de salud de Cúcuta, dos exfuncionarios más y un contratista por presuntas irregularidades de contratación ↩︎

  3. Cifra de homicidios en 2020, la más alta de los últimos siete años ↩︎